Metodología

 

Confiar en los niños no significa dejarles hacer todo lo que quieran, sino que les conocemos lo suficiente para saber aquello que pueden hacer. 

Eszter Mózes

Rutinas claras respetando ritmos y necesidades

El poder anteceder lo que va a suceder permite al infante sentirse seguro para descubrir y experimentar sus propias potencialidades.
Dentro de la casa de Male no tendremos prisa por acabar los juegos, terminar de comer o asearnos. Se acompañará el ritmo de cada niño desde el respeto, la escucha y la empatía.

Las horas estimadas con las que se sigue la rutina hace que se produzca un orden fisiológico necesario y que se pueda disfrutar más y mejor de cada momento del día

Juego espontáneo y libertad de movimiento

El juego es la tarea de la infancia. Es su manera de comprender el mundo, construir soluciones, relacionarse e interactuar con los demás.
En la casa de Male los niños y niñas podrán jugar con diferentes materiales desestructurados y abiertos. En la elección del material se tendrá en cuenta el interés y la etapa de desarrollo en la que se encuentra cada niño.
Los niños y niñas eligen su manera de jugar respetando siempre los límites y las normas:

Respeto y cuidado de uno mismo, de los otros, del entorno y del material común

Vínculo afectivo de calidad

Es primordial proporcionar a los niños y niñas un clima afectivo que se base en la confianza, el respeto y el amor. Esta relación afectiva surge sobre todo de los momentos de cuidados cotidianos, del llanto, la risa y el juego. 
Poder estar en el momento cuando necesitan ese apoyo, ya sea en términos de seguridad física o emocional, es fundamental para superar los retos y crecer sabiéndose respetado y valorado.


Gracias al grupo reducido de infantes la atención personalizada en los momentos de cuidados cotidianos es una realidad.

Ambiente preparado, seguro y acogedor

Quiero que este espacio sea para vosotros lo que es para mi. Un hogar. Por eso cuido los detalles, creando un entorno preparado, amable, seguro y libre de estímulos que permita procesos individualizados e invite a la acción del cuerpo y pensamiento y propicie una convivencia relajada entre los convivientes de la Casa de Male.
De esta forma, los niños y niñas aprenderán de manera autónoma desde la curiosidad, la emoción y el entusiasmo.

Experiencias diarias al aire libre

Las experiencias al aire libre nos invitan a vivir las diferentes estaciones, poder tocar y sentir lo que nos rodea y acercarnos a una vida natural y real.
En nuestro barrio del cual formamos parte, generando una relación de intercambio constante con la gente, los animales, el parque y su espacio de juego…

En la casa de Male los días de lluvia no nos impiden salir a jugar, bien equipados aprovechamos para aprender sobre el clima y sobre todo saltar en los charcos!

Relación con las familias

Los principales responsables de la educación de los niños y niñas son los padres y madres, es por ello que debe haber una coherencia entre los planteamientos pedagógicos de mi proyecto y las familias.
Quiero acompañar a las familias en la crianza de sus hijos, reflexionar con ellas, apoyarlas y ayudarles en todo este proceso.

¿Quieres saber más acerca de la Casa de Male?

la casa de male
Abrir chat
¡Bienvenid@ a la casa de Male! 🏠

¿Tienes alguna duda? No dudes en contactarme, estaré encantada de resolver tus dudas e inquietudes. 💌